viernes, 4 de marzo de 2011

Biscornú de verdad

Después del almohadoncillo que hice para practicar punto de cruz, ya me he lanzado a hacer un biscornú de verdad.


Son preciosos, para tener una vitrina llena!!!. El próximo lo haré de más colores. Aun no puedo enseñar la parte de detrás, pero voy por buen camino, jajaja, es que mi madre decía que la parte de detrás tenía que quedar casi igual que la de delante..., pero como no se ve..., menos mal...


He descubierto que me gusta hacer punto de cruz, es muy tranquilo y hay cosas muy bonitas y de muchos estilos, de lo más clásico a lo más moderno, investigaremos.
Besos
eva

10 comentarios:

  1. jo que guay, en todo lo que te pones sobresales

    ResponderEliminar
  2. ¡¡Precioso!! Ya me contarás el truco para ponerle las cuentas en las esquinas. ¿Verdad que son adictivos?
    Besos.

    ResponderEliminar
  3. Tienes razón es muy bonito.
    !Bravo!
    Saludos.

    ResponderEliminar
  4. ¡¡qué cuqui!! ^.^
    me encanta! te quedó re lindo.
    besos!

    ResponderEliminar
  5. ¡Qué preciosidad! Carmen tiene toda la razón... y tu madre también!

    ResponderEliminar
  6. Comparto la opinión de Susi.. Carmen y tu madre tienen razón.

    Te ha quedado divino.

    Besín

    ResponderEliminar
  7. Comparto la opinión de las demás personas que han hecho comentarios, es muy, pero que muy bonito

    ResponderEliminar