lunes, 12 de septiembre de 2011

Casualidades de la vida o genética.

Último chal super veraniego, el típico chal de fondo de armario que tendríamos que tener todas las tejedoras en varios colores. Una red de ganchillo toda a cadeneta, con un picot suave para rematar.


Me pasó el esquema Ainhoa, gracias guapa, podéis verlo en su blog en rosa, impresionante también con colores atrevidos.


Y ahora viene lo bueno, mientras lo tejía e iba viendo como quedaba, el resultado me parecía super familiar, como si yo hubiera tenido uno así toda mi vida y jugado con él mucho. De repente me acorde de una foto en la que se ve a mi madre y a mi tía haciendo las tontas delante de casa y mi madre lleva un chal como este en color lila. Cuando la foto yo no había nacido, pero con ese chal por lo visto yo me he disfrazado de pequeña muchísimo. De esta historia ya no me acordaba, por eso digo que ¿casualidad o genética?, si es que el ganchillo puede ser genético, si ¿no? jajaja
Hoy nadie sabe donde está ese chal, pero ya está la segunda generación de "chal red a ganchillo" en casa.


Besos
Eva

15 comentarios:

  1. Precioso chal muy elegante!!!
    Es genetica :)

    Feliz semanita mi amiguis!!!

    Besitos -.- -.-

    ResponderEliminar
  2. Que bonito, este me encanta por su sencillez!!! Que curioso lo de tu madre..jiji!!!! Besitos.

    ResponderEliminar
  3. Qué chula la historia, estas "casualidades" son estupendas! De todas maneras yo creo que es genética... El chal te ha quedado precioso!

    ResponderEliminar
  4. Hola Eva!

    Que rico el chal, muy bonito! Gostei muito e já separei a receita para fazer um para mim.

    Besos,

    Ana Paula
    Salinha do Croché

    ResponderEliminar
  5. Me encanta el chal, y la historia, emocionante.
    AnaEva

    ResponderEliminar
  6. Muy bonitos!!! El chal y la historia....

    ResponderEliminar
  7. Que buena es esta historia, si de verdad lo del punto/ganchillo es una cosa que se transmite de generación en generación... Tu chal es precioso!

    ResponderEliminar
  8. No sé si lo del ganchillo es genético pero que se transmite seguro! yo he sacado el ganchillo de mi madre y el punto de mi abuela paterna!

    Por cierto me gusta mucho el resultado de tu chal! súper llevable!

    ResponderEliminar
  9. A veces es impresionante como un patrón sencillo puede quedar precioso una vez acabado.

    Me encanta como te quedó!!!

    ResponderEliminar
  10. Mi madre me enseñó a hacer el punto de red y una de las primeras cosas que hice fue ese chal en color malva....casualidad
    Te ha quedado elegantisimo¡¡¡

    ResponderEliminar
  11. Qué gracia, parece impreso genéticamente no? Es sencillo pero casi imprescindible, me tendré que poner con mi fondo de armario, jeje.

    ResponderEliminar
  12. Te ha quedado super bonito y elegante!!! Querias hacerlo y ya lo tienes, lo bonito del chal es que venia con sorpresa, has rescatado un recuerdo muy tuyo y especial ;-)
    Besicossssss

    ResponderEliminar
  13. Lindas casualidades, pero uno absorbe de pequeño todo lo que le rodea.
    Por lo que ante cualquier duda ya sabés, la culpa la tiene tu mamá.
    :)

    ResponderEliminar
  14. Me encanta, a ver si consigo hacer uno así bonito

    Ira

    ResponderEliminar